A cinco minutos de la escuela

Hoy Daniel y yo hicimos la mudanza para vivir en unos cuartos de estudiante. Ahora la escuela me queda a cinco minutos de distancia y tengo más tiempo para llevar a cabo mis lecturas.

La decisión de vivir juntos otra vez fue sin oportunidad de alegar, pues Daniel me ha propuesto hacerse cargo de los gastos de rentas, comidas y demás necesidades de ambos, para que yo pueda hacerme cargo de mi escuela sin distracciones ni angustias económicas.  #sugardaddy?

Mientras, yo planeo seguir trabajando e intentar hacerlo mientras estudio. Si me funciona posiblemente continúe así un par de trimestres más, y si no buscaré algo más cercano de donde viviré ahora y ya no me preocuparé de transportes. O eso espero.

Aparte está la posibilidad de que aprenda a andar y tenga una bicicleta. Si logro aprender a andar en ella entonces lo de seguir viajando en transporte público quedará descartado.

¿Qué opinaría Adam West? ¿O tu?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s