Mi examen se acerca

Actualmente estoy a menos de un mes para presentar mi examen de ingreso. Como es típico, el miedo empieza a apoderarse de mis pensamientos para imponerme nuevamente las ideas del fracaso, queriéndome llevar a la desesperanza. Estoy muy angustiada porque no he podido recuperar la condición mental que tenía hace un par de años (y eso que sólo tengo 24 de edad). Tal vez es el mismo estrés lo que provoca esta situación, aunado a la influencia que tiene una mala alimentación y un sueño aligerado por orgías gatunas, falsas alarmas de un banco y ruidos nocturnos provenientes de la garganta y nariz de mi tierna y amorosa pareja.

Cada semana presento un examen simulacro que nos proporcionan en el curso y, aunque he ido progresando en cantidad de aciertos, mis calificaciones siguen siendo bajas. Aún así hay cosas que me animan: ya no tengo tantas dificultades para resolver ecuaciones matemáticas y problemas algebraicos, mi conocimiento de historia y geografía aumentó y eso me gusta, me encanta biología y química, y en español soy una maldita matadita. Mi problema radica en mi dislexia: no entiendo las malditas preguntas del examen. Eso me tiene muy frustrada y triste, pienso que no podré hacerlo, y si es así temo que tendré más miedo de presentar el examen en la segunda vuelta, pues la cantidad de aciertos que piden aumenta.

Algo me hace mantenerme en pie, tal vez es mi determinación que está harta de caerse todo el tiempo. No lo sé.

Publicado desde alguna parte de la ciudad.

¿Qué opinaría Adam West? ¿O tu?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s