Casi me endeudo más

Hace poco llegó un casco para ciclista, nuevo, que tiene forma de casco para moto, cubre la cara y tiene una especie de visera. Desde un principio me llamó la atención, pues pensé que podría conseguirme uno en vez de uno específicamente para moto (obviamente no sabía el precio del casco).

Estábamos el hermano de mi jefe, el mecánico y yo platicando al rededor de la vitrina de la tienda sobre accidentes, bicicletas, rodadas y demás cosas que me parecen muy interesantes aunque no conozca. Y en medio, sobre la vitrina, estaba el casco. Cuando lo vi recordé la duda que tenía sobre la visera que tiene, no sabía si servía para cubrir la cara o sólo para protegerla del sol. El mecánico es un chavo pegándole a los treinta años que le gusta hacerla de troll, y de vez en cuando de bully, es con los pocos que puedo llevarme bien. El tipo me dice “si eres lo suficientemente curiosa, lo averiguarás”.

Ah, ok Yao Ming

Tomé el casco, quité un seguro que tenía la visera y la jalé hacia abajo para ver cómo cubriría la cara. Al notar que no se veía bien concluí que así no tenía que ajustarse lol. Y cuando lo quise volver a acomodar como estaba, en un instante se atoró y en otro se zafó una pieza que salió volando.

Me lleva el tren WTF is dat!?!?!?

Mi relación con mi jefe no es del todo estable, es como caminar por una cuerda floja, estoy teniendo extremo cuidado en mis palabras, en mis acciones, incluso en los movimientos de mi cuerpo para no hacerlo sentir humillado, no verme como una maldita soberbia y criticona y hacerlo quedar mal con el Universo, y justo tengo que romper la maldita pieza de un casco cuyo precio rebasa los $2,000.00.

Si es karma, si es maldición de la frase “la curiosidad endeudó mató al gato” o simplemente tengo una pinche suerte de mierda, no me importa. Si mi jefe se enteraba estaba más que frita.

El hermano lo revisó y me dijo “no te preocupes, ahorita lo solucionamos”. El mecánico fue por las herramientas necesarias y se dispuso a hacer la operación del casco.

BENDITOS TROLLEOS DE LA VIDA (?)
pobrecito? nocreo…

La pieza que se zafó sólo se zafó, no se rompió como habíamos creído. Me salvé. Me salvaron. Me salvó. No sé, sólo quería irme a mi casa y meterme entre las cobijas hecha bolita, absteniéndome de tocar cualquier para no averiguar cómo funciona y romperla en el proceso.

Anuncios

¿Qué opinaría Adam West? ¿O tu?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s