Estoy desilusionada de tener pareja

No volveré a tener pareja. Tal vez parece que estoy hablando muy pronto, que estoy “dolida”, o cosas así, y que se me va a pasar, que pronto voy a cambiar de opinión, que al rato voy a andar con alguien más Y ME CASARÉ Y TENDRÉ HIJOS Y SERÉ FELIZ y, MAMADAS. PURAS PINCHES MAMADAS. Me cagan los hombres, me cagan las mujeres, me cagan los niños, me caga la sociedad, todo, absolutamente todo ME CAGA.

Tener pareja es estresante, tedioso y aburrido.

Al principio con Efrén todo fue lindo y maravilloso, como muchas veces lo retraté en mi blog, pero también fue porque hice a un lado todo lo demás. Era un maldito huevón que no le gustaba levantar ni un dedo para recoger su maldita habitación, mucho menos para estudiar o buscar trabajo. Le valía madres cómo se veía y no le importaba cuidarse, a veces sentía que andaba con un mocoso de trece años que todavía lo mantenía su mamá. Ah, y no me digan que “estaba depre” porque muchas veces intenté alentarlo para que hiciera algo productivo, pero jamás me quiso escuchar.

Ah, ¡y no le fuera a decir algo porque hacía un p_to berrinche! Oh, sí, cómo olvidar la primera vez que estuvimos a punto de discutir. Era finales de marzo y yo ya me había recuperado lo suficiente de mi operación en el vientre. Estaba emocionada porque, aparte de que por fin iba a salir a la calle, sería nuestra primera cita y, oh, sería muy lindo.

Y este cabrón se pone a usar mi laptop mientras Ruth le está diciendo sus verdades. O sea, CABRÓN, TE ESTÁN HABLANDO, ESTÁS EN CASA AJENA, ELLA NO ES TU MADRE PARA QUE LA MANDES AL CARAJO DE ESA MANERA, POR DIOS. No quiero decir que tenga educación pero SÍ ALGO DE RESPETO, MALDITA SEA. Entonces yo me molesté por su actitud pendeja y cerré la laptop. ¿Y qué hizo mi dulce novio? SE EMP_TA Y SE SIENTE TRAICIONADO POR MI.

A CHINGÁ, WHAT DID YOU SAY, MOTHERFUCKER? ¿Y la pinche vergüenza que yo pasé, dónde queda?

Termino de arreglarme, salimos y yo, todavía le digo “Lamento lo que pasó”, y el wey encabronado, no me dice nada, nada más me mira con desdén durante todo el camino, a punto de llorar tragándose unos cacahuates, O SEA, QUÉ PEDO. MI PRIMER NOVIO, MI PRIMERA CITA ROMÁNTICA Y TODO VALE VERGA EN MENOS DE CINCO MINUTOS.

AH, pero yo pensando aquellas frases de “todos merecemos una segunda oportunidad”, “no juzgues a un libro por su portada”, “no todo es tan malo como parece”, “siempre se pone más obscuro antes de que amanezca”, “después de la tormenta siempre llega la calma” pero sé que después de ti, después de ti no hay nada. Y pues ya, qué se le va a hacer, “empecemos de nuevo”, me dice él. Y al carajo, me la pasé poca madre (ni me acuerdo qué hicimos ese día).

Pasan los meses y siempre hubo detallitos del tipo “eres un desordenado”, “eres un flojo”, “busca trabajo”, “haz ejercicio”, “estudia”, “practica tu guitarra”, “no comas tantas porquerías”, “bebe más agua”, “no te empedes tanto”, “no te distraigas”, “cepíllate el cabello”, y siempre juntos con un “te puedo ayudar”, PERO NO, PORQUE, NO MAMES, CÓMO LE IBA A DECIR ALGO ASÍ SI DE ESO NO SE TRATA. O sea, sí tenía que ser una relación seria pero ÉL ERA EL PERFECTO, la de los problemas era yo, entonces a mi me podía decir cosas como “Deberías depilarte. Digo, si tanto te molesta tener vello en las piernas”, “¿No crees que sería buena idea que te operaras los senos? Lo digo porque así no se caerían”, “Qué bueno que no te maquillas, sino tendrías la cara toda arrugada”.

CUÁL AMOR, P_TOS, CUÁL PINCHE AMOR.

Y si salíamos, el único que podía hablar de algo era él. Él siempre tenía algo importante qué decir, algo qué opinar, algo qué discutir, algo qué expresar, etc. No digo que no fuera interesante, claro, pero si quiero escuchar a alguien hablar pongo la pinche radio o veo la televisión. Así que si quería conversar con él simplemente no se podía. Él me platicaba de sus amigos, de su familia, de su vida cotidiana y de sus ensayos, de igual manera yo lo podía hacer, pero más adelante surgían momentos en los que le hablaba de algo o alguien y me decía “¿qué es eso?” o “¿quién es?”. ¿Es en serio? ¡Te hablé sobre eso ayer!

Ah, pero si él me hablaba de uno de sus amigos o de sus compañeros de ensayo, de algunos lugares y cosas de su interés, yo sí estaba bien atenta y procuraba aprenderme todo lo que me decía para entender de qué carajos me estaba hablando, Y PORQUE SE TRATABA DE ÉL, POR LO TANTO TAMBIÉN ME INTERESABA.

Así que, mientras él no tuviera algo qué decir, se ponía sus audífonos, me tomaba de la mano y caminábamos sin que él tuviera idea de a dónde ir.

Una de las razones por las que él dice que terminó conmigo fue porque empezábamos a discutir por cosas nimias.

A ver, voy a relatar una situación que para mi no tiene sentido, pero que, según él, era un foco rojo del tamaño del mundo mundial (?): Efrén empezó a asistir a un curso gratuito que se daba en un museo que cobraba la entrada. A los que eran parte del curso les daban una cosa que les servía como identificación para tener acceso gratuito al museo. Una de las condiciones de los que impartían el curso era asistir con regularidad, de lo contrario no iba a valer la pena, cosa que me parece totalmente comprensible, sobre todo porque en ese momento yo trabajaba en las tardes y sólo tenía un día de descanso entre semana. Mi paga no era mucha, así que tampoco podía gastar la cantidad de dinero que pedía el museo para entrar. Efrén muchas veces me invitó, y yo sí quería ir, pero el hecho de tener que pagar un dinero que no tenía me retenía (en verdad, no recuerdo cuánto era, si más o menos de $30), y de repente Efrén me dijo “no te preocupes por el dinero, sólo ve, aviéntate, está muy bueno, tienes que venir”, y que no sé qué. Cabrón, ¿que no me preocupe por el dinero? ¿Tu lo vas a pagar o qué? AH, NO, YA SÉ, DE SEGURO TU MAMÁ ME LO VA A PAGAR. Y me empecé a sacar de onda porque EL OTRO SE DESESPERÓ. O sea, neta, qué pedo. Y hasta la fecha sigo sin entender.

En general la dedicación que tenía para crecer nuestra relación era casi nula. Al final sólo fui un entretenimiento para él y no puedo evitar sentir dolor por eso.

Y luego, Daniel.
AY, DANIEL, contigo me llevó el carajo a 190 km/h y me valió madreeeeees, ME VALIÓ MAAAAAAADREEEEEEEE3S34WG87SDFIGJHFSD7itasfgiugwfjc87 , tanto me valió madres que tampoco me importó que a ti no te importara esooooosdfghadglkjhaslkdglasgiokliweghew90 84 98y’wg u 3’8y12w 9p8y98y4 *azotando su cabeza contra el teclado*.
¿Y saben qué es lo peor? Que lo sigo intentando con él porque tengo la maldita esperanza de que todo va a estar bien al final, y que voy a estar bien con él y él conmigo, y que vamos a ser una pareja sana, que vamos a alcanzar el éxtasis de compartir la vida (???) y un sin fin de tonterías que, al final, posiblemente nunca se logren porque me voy a volver loca primero y después me mataré. Entonces aparecerá Daniel en mi tumba diciendo “noooo, yo siempre te amé y siempre te amaré, siempre quise lo mejor para ti, lamento haber cometido tantos errores, ahora no los puedo enmendar pero voy a evitar hacerlos cuando esté con alguien más”, y que su p_ta madre.

Porque con él al principio también todo fue muy bonito, todo era perfecto, tenía emoción de vivir aventuras nuevas con otra persona. Salimos de viaje, vivió conmigo y con Ruth, ayudaba en la casa, y así, varios detallitos que eran lindos y que me hacían pensar bien de él y sentirme bien con él, hasta que empezó a hacer mamadas y todo se fue al carajo. Puse mi barrera de “NOPE, TODO ES PERFECTO, ÉL ESTÁ BIEN, SÓLO NECESITA UNOS AJUSTES EN EL CEREBRO”. Pero la que necesitaba esos ajustes era yo.

;_; pero soy terca y tonta, por eso sigo aquí, escribiendo pendejadas porque sólo éso he vivido con él: pendejadas.

¿Qué opinaría Adam West? ¿O tu?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s