La inseguridad está en el aire

Sabía que era insegura, pero no tenía idea de qué tan insegura soy. Eso me hace una persona vulnerable y manipulable. En cierta forma me dejo llevar por lo que dicen los demás de mi. Cuando me han preguntado cómo me describiría, sólo se me ocurre decir “no sé, pregúntale a los demás, sabrán responder eso mejor que yo”.

Antes, cuando era muy niña, sabía perfectamente quién era, hasta que aprendí que van a sonar más fuerte las voces de otras personas que la mía. Y que era más importante lo que esas voces decían de mi que lo que dijera mi propia voz.

Que si porque era niña, que si porque era mujer, que si porque me gustaba más ver caricaturas, que si porque no tenía amigos, que si porque fui violada, que si porque no me gustaba usar vestidos, que si porque estoy en mis días, que si por cualquier cosa, los demás tendrían la razón sobre mi excepto yo.

Cuando era niña… Quería ver a todas las personas como lo que eran, personas, sin importarme si eran hombres o mujeres. Durante mucho tiempo procuré hacer eso, ver y tratar a todos por igual, pero me fue muy difícil hacer eso cuando nadie hacía eso conmigo.

Yo no sé qué es ser tratada como persona, sin que me vean como “un pedazo de carne”. Yo no sé el que no piensen de mi que soy lo que sea por tener vagina. No sé cómo es el no sentirme intranquila y asustada al ir por la calle, y pasar junto a uno o varios hombres, y que me susurren o murmuren cosas sucias y estupideces. Yo no sé lo que es sentirse segura de sí misma, de que lo que pienso y hago para mi está bien porque es para mi. No sé lo que es no sentirse juzgada o recriminada por las acciones que realice hacia mi o hacia otros. No sé lo que es tener una opinión positiva sobre mi persona. No sé lo que es no esperar agresiones de los demás.

No es algo que diga para reprochar o para chantajear. Digo, así como para qué. A veces sólo me rindo y dejo que los demás hablen sin dejarme hablar. Que hagan lo que quieran sin dejarme hacer. Finalmente, cualquier cosa que haga y diga no se va a tomar en cuenta. Así que hago y digo para mi. Por eso sigo con mi blog.

Pero un día de estos explotaré, y explotaré tan fuerte que hasta habrá muertos.

Anuncios

¿Qué opinaría Adam West? ¿O tu?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s