Soy un desmadre

Estoy en: La sala de la casa de mis padres (?)
Estoy escuchando a: Presuntos Implicados <3
Estoy comiendo: Nada, moriré de inanición.
Estoy bebiendo: Café soluble.

Esto ya no parece mi blog, todo en colores pastel y con imágenes “cute”. De qué se trata, o sea ;_;

Escribir por escribir, algo que me encanta hacer cuando no sé qué escribir y qué hacer, y sin embargo sí sé qué hacer y sobre qué escribir, pero mis deberes las excuso con justificaciones tontas y burdas, y pareciera que no tienen límite, que serán para siempre, a pesar de que sé cómo detenerlas.

Escribir por escribir es como vomitar, difícil y doloroso al principio, pero gratificante y relajante al final. Por eso cualquiera puede hacerlo y a la vez muchos no se atreven.

Cuando era niña… Pensaba y creía que nunca haría cosas que hago ahora: dibujar bonito, usar una computadora, jugar jueguitos en mi celular, salir de Vallarta, salvar una vida, besar. Y lo irónico es que no pueda hacer algo con lo que sé hacer.

Cuando era niña… Pensaba y creía que siempre sería una niña, y espero que eso nunca cambie. Aunque luego me pregunto si es porque me da miedo ser adulta. No quiero equivocarme, no quiero ser como aquellos adultos que me fallaron, tal vez… Tal vez es eso, no quiero fallarle a esa niña greñuda y de ideas desbordantes y prefiero ser una niña por siempre, pero no puedo.

Sólo soy una mujer joven cuestionando todo lo que hace y ve, y que por eso se mete en problemas con otros y con ella. Y no es malo, al contrario, es muy bueno. Lo realmente malo es que no sabe cómo solucionar las consecuencias que provocan sus acciones.

Soy muy miedosa en muchas cosas. Me asusto mucho cuando un trailer o un camión grande pasa muy cerca de mi. Me asusta el silbato del vendedor de camotes. Las mariposas y mi sexualidad son cosas que me provocan un temor casi feroz, un terror desgarrador; alguno en mayor medida que el otro. El fracaso y el éxito (en cualquier cosa) hacen que me ahogue en dudas tontas. También me dan mucho miedo.

¿No se ve lindo mi blog? Tantos tonos pastel y alegres para textos grises y opacos. No sé, como que me agrada.

Soy muy enojona en muchos casos. Me enoja que las cosas no salgan como quiero o como me gustaría. Me enoja que las personas no hagan lo que yo quiero porque sé que van a estar mejor como yo lo digo. Me encabrono por lo que pasa y por lo que no. Me emp_to por cosas que hago o no hago yo, que hacen y no hacen Daniel, Ruth, mis padres, mi hermana, el mundo entero. Me fastidia la maldita sociedad, me caga vivir muy lejos del centro de la ciudad, me choca recordar cosas feas, me molesta seguir viviendo en el pasado.

Ah… Recuerdo unas sabias palabras que me llegó a decir el baboso de mi ex: Pues si no te gusta, ¡deja de hacerlo!

Y cómo me encabroné ésa vez. Jamás tuve tantas ganas de gritarle y soltarle sus verdades, pero no lo hice porque no se fuera a enojar y, ay no, si se enojaba se iba a ir y ya no nos íbamos a ver hasta la siguiente semana. MAMADAS, que chingados.

Dentro de mi muchas veces declamé que soy perfecta (o que al menos estaba cerca de serlo), hasta que me cayó el veinte de que jamás lo sería. Ay.

No sé si decir que soy orgullosa, pero hay cosas que en verdad me valen madres, como tu p_ta opinión con respecto a mi, lector con cara de mono de cara larga y trasero lampiño. Me importa un carajo tu, la economía de Croacia, la nueva vocalista de La Oreja de Van Gogh, la prostitución del estudio Gainax, tú, la escuela, la selección mexicana, los vecinos, tú, mi familia rica que vive en los Estados Unidos, las secuelas de las películas de Disney, tu mamá también.

Bueno, no. La escuela sí me importa.

Y mucho.

– Papá, ¿qué es anime? – Ah, pues, es, este… No sé.

Me duele extrañar la dulzura de ese amor que perdió el poder que nunca tuvo. Aún le reclamo a esa estrella de qué se trató todo éso. YA ESTOY HARTA de estarle hablando a esa estrella como una pobre estúpida, por favor, es sólo una p_ta estrella que está a años luz de distancia desde mi pinche ventana, que nada más está ahí, brillando de los restos de algo que ya fue. Que ya fue. PINCHE ESTRELLA DE MIERDA, DEJA DE BURLARTE DE MI (?)

Ay, pero cómo duele. Pero me duele más no poder estudiar más japonés. Pero bueno, todo tiene solución, maldita sea. TODO TIENE PINCHE SOLUCIÓN. Y por algo pasan las cosas, ¿verdad?

¿VERDAD?

P_tos todos.

¿Qué opinaría Adam West? ¿O tu?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s