Vacaciones: Viernes

Ruth se molestó con el hecho de que no sacáramos a la Kinita anoche. Y es que cuando llegamos, después de tantos viajes en moto, terminamos muy cansados y, sinceramente, me quedé dormida. No era mi intensión dormir tanto tiempo, me desperté a la 1 de la mañana. En fin, intentar aclarar las cosas con Ruth cuando todos estamos esponjados no es buena idea.

Pero hay veces que ya no sé si Ruth realmente está interpretando las cosas como son, o si son a su manera y yo sólo me estoy dejando llevar por sus lecturas con tal de que no se altere más.

Todo el día se nos fue limpiando la cocina; estaba muy mugrosa. Ah, sí, y hubo un sismo de 7.2 a las 9:30 de la mañana. Emocionante, ¿verdad?

Mientras Ruth me ayudaba a limpiar los elementos de la cocina, estuvimos platicando sobre lo que había sucedido. Ella pide honestidad, y entonces me pregunto por qué es tan difícil ser así. Ella dice que no entendemos la situación, y que en realidad no tenemos que entenderla, pero a veces pienso que ella tampoco entiende mi situación. Yo quiero aprender y le acepto que hay muchas cosas que aún no comprendo, pero creo que ya le está dando flojera dar explicaciones… Eso me entristece un poco, pero no puedo culparla.

Ahora sí Dani fue a trabajar, pero prácticamente fue y regresó porque muchos comercios que debía atender cerraron. Me dio gusto que pudiera estar en casa temprano en la tarde, me tomó por sorpresa cuando lo vi entrar <3

Vi una película que compré hace semanas en la Frikiplaza, se llama “Princess”, y, he de admitirlo, cuando me dijeron que era una historia “fuerte”, no me imaginé en qué aspecto. Y es que la película no trata de otra cosa mas que del caso de una niña que es rescatada por su tío de un burdel, donde su difunta madre fue prostituta, pero es una historia narrada como si fuera una bola de nieve que va cayendo y girando, y mientras cae y gira se hace más grande, y más grande, y más grande, hasta que es una bola de nieve gigantesca que choca contra un pino. O algo así. Está genial la película, no tan explícita como lo sugiere la trama, pero sí es una historia que recomendaría a las personas que pretende ignorar el daño que se le genera a un infante sexualmente violado.

Fue un viernes tranquilo.

Anuncios

¿Qué opinaría Adam West? ¿O tu?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s