Miko

Iba a ir al trabajo, llevaba prisa, iba tarde. Desde lejos lo vi revolcándose a mitar de la calle entre los coches que pasaban por los dos carriles. Pensé que no podía ser un gato, o más bien, no quería que se tratara de un gato. Entonces me acerqué y pues, sí, era un gato. Planeaba en llevar su cuerpo a la banqueta para que no lo masacraran. Me acerqué más hacia el mientras los coches seguían pasando, y me di cuenta de que aún seguía vivo.

La sangre salía a borbotones de su naricita. Su mirada estaba perdida y sus ojitos parecían un par de canicas de cristal rotos. Respiraba con dificultad, parecía que tenía rotas las costillas y los pulmones perforados. Sintió mucho miedo y yo también. Quería ayudarle pero no sabía cómo. Estaba sufriendo demasiado y yo sólo me angustiaba más. Le acaricie partes de su cuerpo y le decía que todo iba a estar bien, que se iba a ir a un lugar mejor donde ya no iba a sentir dolor, mientras yo trataba de ahogar mis ganas de llorar.

La estaba despidiendo cuando un par de señoras me gritó que si se trataba de mi gato, les dije que no. Una de ellas me dijo que me quitara de donde estaba porque me podrían atropellar, pero sinceramente eso no me importaba mucho. La misma mujer me preguntó si quería que me ayudara a llevarlo a la banqueta, y le dije gustosa que sí, entendió mi intención.

Lo llevamos a la banqueta, seguía sangrando por la nariz y la boca. Yo estaba desesperada y busqué al veterinario que estaba cerca de ahí, a la vuelta de una esquina, pero aún no había abierto. Le dejé una nota anónima en la puerta con la esperanza de que funcionara.

Fui de nuevo con el gato y me despedí de el, sintiéndome una inútil y una tonta. Le pedí perdón por no saber cómo ayudarlo, me alejé llorando reprimiendo gritos de impotencia, y me subí a la combi que recién había llegado. Le mandé un mensaje a Ruth contándole lo que había pasado. Yo ya estaba llorando a mares. Ella me llamó y me dijo qué hacer para bajar la tristeza, pero no iba a ser suficiente. Cuando llegué al metro decidí no ir a trabajar porque en cualquier momento iba a entrar en crisis, y nadie en el estudio me iba a ayudar. Le avisé a mi jefe que no podría ir porque tuve una crisis emocional muy fuerte.

Fui con Ruth hasta Ecatepec donde está dando consultas y me atendió. Tuve mi crisis; lloré y grité, maldije a la humanidad, me maldije a mi por ser tan inútil, le pedí perdón al gato otra vez, en fin… Y Ruth me dijo cómo podía ayudar al gatito para que muriera y se fuera bien.

Estaba un poco más estable cuando volví al lugar del accidente, pero nunca supe qué pasó: ¿el veterinario habrá visto mi mensaje o se lo llevó el basurero que está en la esquina?

Regresé a la casa sintiéndome una mierda. Ya no pude hacer nada, pensé, y lloré a gritos otra vez. Ruth marcó a la casa y cuando le contesté le conté lo que pasó. Me dijo qué hacer: tomé un cojín y lo abracé y acaricié como si se tratara del gato, y le puse un nombre.

Así pasé varios minutos y mi dolor se fue. No sé si Miko siga conmigo o si sí se pudo ir a un mejor lugar, de cualquier forma tiene apartado un lugar en la ofrenda de Noviembre.

Lloré bastante. Cuando Dani y Ruth me dijeron que tenía el ojo izquierdo más inchado que el derecho, supe que Miko era hembra.

Un pensamiento en “Miko

  1. Hace algunos meses mi jefe me había dado un ride a mi casa, y , en alguna parte del camino vi a un gato corriendo enmedio de la avenida. Tuve la esperanza vana de que llegara a la orilla, cuando un coche le pasó justo encima. Tuve la reacción contraria a la que tú describes, pues no regresé ni lloré ni nada. Sólo sentí que algo se murio en mi interior. Fue uno de los motivos por los cuales renuncié a ese trabajo, pues uní ese trabajo, a mi jefe, incluso a su coche a ese suceso. Jaja lo que se siente es demasiado.

¿Qué opinaría Adam West? ¿O tu?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s