Hoy fue un lindo día. Me reí como siempre con Beto y Daniel, y nos divertimos recordando viejas caricaturas que veíamos cuando niños. Y como siempre, me acordé de ti. Así como ayer y antier.

Tengo como una especie de vacío, pero no es un vacío que me provoque enojo. Sí me siento triste, pero también es una sensación diferente. No lo sé, es un vacío bastante especial. Ruth me dijo que era normal y que poco a poco se irá quitando. También mi dolor está bajando, a pesar de la tristeza. Todos los días después del trabajo, lloro. A veces poquito, a veces mucho. Y en las mañanas amanezco con mi corazón palpitando a mil por hora, porque inmediatamente mi mente piensa en ti, y es como si te sintiera. Aún duermo con tus cobijas, y las seguiré usando (por cierto, tengo que lavarlas, no es justo que ya estén todas sucias :c).

De repente apareció una botecito de gel en la barra, pensé “¿qué rayos hace esto aquí?”, pero no me interesaba encontrar respuesta a esa pregunta porque después pensé “Aw… Efrén usaba gel…”. Ha, fue algo curioso, la verdad. Le pregunté al Jefe si sabía el origen de ese botecito de gel y me dijo que no sabía. Y pues Beto no usa gel y Daniel tiene el suyo en casa. Quién sabe de dónde habrá salido.

Hoy en la mañana sentí que me despertabas con un beso en la mejilla, sentí húmedo y cálido, pero luego noté que eran lágrimas. Amanecí llorando otra vez. Hahaha, ha… X’D

Entrar al Facebook ya no tiene tanto chiste ahora. Incluso Karla empezó a tener problemas y decidió cerrar su Facebook. Arashi no se conecta mucho tampoco. Sin Karla, sin Arashi y sin ti, Facebook perdió sentido para mi. Sólo lo mantengo abierto por cuestiones de trabajo, pero empezó a aburrirme como al principio de la historia de las redes sociales.

Afortunadamente seguiré con mi blog. Mi bonito blog, mahahaha.

¿Sabes? Pienso seriamente imprimir una foto tuya y tenerla en un marco muy bonito, para que esté tu mirada entre mis cosas favoritas. Ha, eso sonó algo creepy pero me gusta. Siempre me encantó tu mirada, es muy especial y poderosa, me hacías sentir de muchas maneras cuando me veías fijamente.  Así fuera con ternura, con lujuria, o incluso con tristeza o con enfado, siempre había amor en tus ojos. Creo que por eso no podía mantenerme durante tanto tiempo viéndote a los ojos, me daba pena porque era como si me hicieras el amor con la mirada. Era muy bonito.

En fin, ya me iré a dormir porque me tengo que levantar temprano. Mañana veré a Tania en la mañana e iremos a la oficina de la que no alcancé a platicarte muy bien (por cierto, ya la investigué y ya corroboré que fuera de confianza), y después iré a mi taller de ilustración. Espero terminar los trabajos esta vez, haha. Ah, ya están subiendo las fotos al Facebook, tal vez las veas algún día.

Bueno, buenas noches. Suerte mañana, descansa y dulces sueños.

Te extraño mucho. Te amo.

FIN

Anuncios

¿Qué opinaría Adam West? ¿O tu?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s