Para Efrén

Ojalá pudieras leer esto porque no tuve oportunidad de responderte apropiadamente esa noche. 

Efrén, gracias por haberme acompañado en estos 17 meses y medio. Me da alegría, placer y orgullo que mi primera relación de noviazgo haya sido contigo. Sé que vamos a tomar caminos diferentes y no podremos estar uno con el otro, pero siempre te tendré presente en mi mente y en mi corazón. Eres muy importante, valioso y maravilloso para mi. Eres mi mañoso pervertido favorito, mi cantante y guitarrista favorito, mi compañero y amigo favorito. Eres un chingo de cosas para mi.

No me arrepiento de todo lo que hicimos juntos; viajes, comidas, travesuras. Mis risas y mis orgasmos contigo fueron increíbles. No me equivoqué contigo, valió la pena mi intento de tener mi primera relación contigo, fue la experiencia más bella de mi vida haber sido tu novia, tanto así que me gustaría hacerlo de nuevo si se da la oportunidad, simplemente porque estoy muy enamorada de ti.

Yo siento que nos faltaron muchas cosas; muchas películas, series, viajes, pláticas y travesuras más, conocernos más; aún quería vivir muchas cosas contigo, quería que estuvieras en mis logros y yo en los tuyos, pero también me alegra que hayas tenido la madurez y la valentía para cerrar el ciclo de una relación que empezaba a tener síntomas de deterioro. Fue doloroso para ambos, pero, no manches, fue una despedida muy bonita. No me quedé vacía.

Con lo que hiciste me di cuenta de lo mucho que me amabas. No lo hiciste a través de una red social ni por teléfono; lo hiciste en persona acompañado de tu amigo Cortázar, que por cierto, gracias por presentármelo, es muy simpático. Fuiste muy valiente y muy maduro.

Aprecio y valoro lo que hiciste por mi: cuando salí del hospital, cuando tenía dudas sobre algunas cosas, en mi cumpleaños fuiste mi mejor regalo. Cuando tuve problemas con mis papás, con los del estudio. Tu paciencia, tu tolerancia, tus consejos, tus cosquillas y tus bromas para hacerme reír y sonreír cuando me sentía mal, o cuando estaba enojada.
Gracias por enseñarme a sentirme hermosa, bonita, sensual (y que tu también lo eres). Por enseñarme que puedo amar y ser amada, y que puedo enseñarle a otros. No manches, Efrén, no entiendo cómo dices que me debes si hiciste un chingo de cosas por mi. Más bien YO te debo algo, y eso es un dibujo, y te lo debo porque te lo prometí. Por favor, espéralo un poco más y, cuando esté listo, acéptamelo, por fis, por fis.

Voy a recordarte una de las cosas que me dijiste alguna vez:

Quiero que cuando veas al cielo nocturno y veas una estrella, recuerdes que un chico te amó con locura.

No sueles ser tan romántico. entonces no supe si lo sacaste de alguno de tantos libros que has leído, si lo escuchaste en alguna película o si fue una frase totalmente tuya, pero es demasiado hermosa como para preocuparme por eso. Y pues has logrado ése objetivo, Efrén, eres mi súper estrella.

Fuiste muy lindo conmigo de principio a fin, y también te doy las gracias por eso.

Te deseo mucha sueter. Lo vas a lograr, para mi siempre serás el mejor, eres un buen hombre, Efrén, y te respeto y te admiro como tal.

Le voy a echar ganas, y ojalá algún día nuestros caminos se vuelvan a encontrar. Mientras, te voy a extrañar un chingo.

Mi primer beso, mi primer sexo, mi primer amor, la mejor aventura que he tenido.

Soy una soñadora… Con un poder oculto…

Mi mundo está hecho de sueños, amor y preocupaciones, pero hay cosas ahí escondiéndose que ni siquiera puedo imaginar. Viendo hacia el cielo como todos los distintos árboles, observando directamente hacia a ti.

Quiero encontrar mi sueño, quiero hacerlo realidad, no hay nada que no pueda lograr si sólo creo en el. Como cantar, como los milagros, ¡los sentimientos pueden cambiarlo todo! Sin dudarlo, definitivamente… ¡Es casi sorprendente!

Soy una soñadora… Con un poder oculto…

Un mundo que aún no he visto, no importa lo que me espere ahí, incluso si no es el ideal, no tendré miedo. Las aves vuelan por el viento en un viaje del hoy hacia el mañana.

Quiero decírtelo, quiero gritarlo, que soy un ser único en este mundo. Pero como un rezo, como una estrella con una luz muy pequeña, quiero ser más y más fuerte.

Hay posibilidades ilimitadas en mis manos (it’s gonna be your world),

Quiero encontrar mi sueño, quiero hacerlo realidad, no hay nada que no pueda lograr si sólo creo en el. Como cantar, como los milagros, ¡los sentimientos pueden cambiarlo todo! Sin dudarlo, definitivamente… ¡Es casi sorprendente!

¿Qué opinaría Adam West? ¿O tu?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s