Me sangra la lengua

Aquí estoy escribiendo otra vez en mi querido blog después de publicar una entrada hablando de mi depresión. Mi blog sin entradas sobre mi depresión no es blog.

(?)

Nuevamente numerosas distracciones han alejado mi inspiración para escribir en el blog.

Es una situación desesperante. Siempre digo “oh, si, debería de escribir eso en mi blog”, pero a la linda hora sólo tengo espacio para escribir, abierto y no lo vuelvo a tocar más que para cerrarlo. Las horas se convierten en días y los días en semanas. No es hasta que las semanas están a punto de convertirse en mes (o ya pasan del mes) que me doy cuenta que necesito escribir.

Oh, gatito con parche de pirata.

A veces parece que lo hago a la fuerza, y tal vez sea verdad, porque ésto de escribir termina siendo como una medicina, más que dibujar. No pretendo preferir más escribir que dibujar. El dibujo tiene otra finalidad emocional en mi.

Me gusta jugar con las palabras. También por eso leo, porque descubro nuevas formas de juego y diversión (excepto con la saga de Twilight)

A veces me hes más fácil decir “me siento mal” ó “el día de hoy fue genial”.

 

Dios, ya es tarde.
Ya son más de las 3 a.m.

Nos vemos.

 

FIN

Anuncios

¿Qué opinaría Adam West? ¿O tu?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s