Y apenas fue mitad de semana

Bueno, pinche domingo, estuvo de la rechingada.

Todavía el lunes no fue un día tan espléndido. Tuve un chingo de gente, me hartaron y ni siquiera me dejaron comer. Y es irónico porque tal vez fue un día excelente en venta, pero para mi fue de los peores días de mi vida.

El martes, la neta… ya ni lo menciono.

Y el miércoles. P_ta madre, miércoles. Llevo nueve meses trabajando en éstos locales y apenas viví, no de manera tan directa, un asalto a mano armada.

Wow, eso… eso sí es adrenalina, y no mamadas.

No, no me amenazaron con punta de pistola para dar todo el dinero que había en la caja, aunque varios lo pensamos. Y hasta cierto punto nos sorprendió de que no sucediera. Es decir, sería lo más lógico, pero como no fue así, se robaron laptops, celulares y black berries. Pero bueno, también qué tenian que hacer los dueños enseñando las laptops en una mesa en la banqueta a las 9-10 de la noche?

O sea, are you fucking kidding me?

Pero bueno, es mitad de semana, a ver qué pasa con la otra mitad.

FIN

Anuncios

¿Qué opinaría Adam West? ¿O tu?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s