5 años

Photobucket

Tal vez es una buena definición xD

Cinco años con el diario.

Quién lo diría? Jamás creí durar tanto tiempo escribiendo en mi blog, el cual, por mero accidente, se convirtió en un pequeño diario. Al principio solo era para contarles mis aventuras y peripecias a mis cyberamigos. Compartir mis gustos, disgustos, opiniones absurdas de adolescente y que el mundo me conociera. Todo por mero ocio.

Cuando empecé a escribir, escribía sucesos, acciones o accidentes, y mucha gente me decía que hacía de un momento de cinco minutos o la cacería de una cucaracha toda una aventura emocionante, como de película de acción.

Porque veía mi vida tan aburrida y simple…

Entonces eso me inspiro para ver mi vida de otra manera.
Que a pesar de la monotonía que había en mi vida, podía encontrar pequeños detalles que me podían hacer el día.

Me gustan las pequeñas cosas de la vida que me hacen feliz de vez en cuando.

Y fue cuando comencé a fijarme en las palabras, en las actitudes, en las acciones, en los movimientos… Para encontrar esos pequeños detalles que nadie más podía ver mas que yo, porque solo a mi me hacían feliz.

Fue como formar mi país de las maravillas.

Hasta que, de pronto, mi blog, de ser una especie de “revista” para mis amigos, pasó a ser un lugar donde escribía y redactaba, platicaba y describía mis emociones, mi sentir, mis odios, ilusiones y demás.

Y mi blog ya se vuelve algo más personal; un lugar donde puedo escribir lo que yo quiero, donde nadie más puede decirme, reprocharme, regañarme, reclamarme ni nada, porque solo encuentran quejas, amores, disgustos, desilusiones y fantasías de una triste adolescente cuya vida es más divertida e interesante que la tuya.

Al escribir, honestamente no esperaba encontrar a alguien que me diera la respuesta a mis problemas, ni que me dijera que el secreto de la vida es cuarenta y cuatro, ni nada por el estilo, para qué? finalmente la solución está en mi, y al desahogar todas mis emociones en el blog me di cuenta de eso.

Se volvió como una plática entre YO y YO. Me gritaba, me platicaba, me consolaba, me peleaba, me regañaba, me felicitaba y demás. Y no saben lo reconfortante que es eso (al menos para mi lo es), (como hablar sola frente al espejo), porque de esa manera aprendí a perdonarme a mi misma.

Alguna vez intenté tener un diario de papel, pero se me va la inspiración al empezar a escribir a mano. Es como los que escriben libros, tenian que hacerlo en una máquina de escribir. A menos de que sea muuuuy urgente y no pueda esperar a tener una computadora a la mano (como sucedió a mediados del año 2008).

No tengo algún regalo para mi ahora. Tampoco para mi blog. Creo que con el simple hecho de seguir escribiendo en el y el recordar, por fin, cuándo es su cumpleaños, es más que suficiente. Además de que siempre le estaré eternamente agradecida.

Feliz quinto aniversario, blog.

FIN

¿Qué opinaría Adam West? ¿O tu?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s