Historias Cibercafeteras [Parte 1]

Unos días después de Halloween.

Una niña, quien iba con su abuela, observa la calaverita de azucar de mi jefe.

La niña curiosa me pregunta “te llamas Alex?”
Yo contesté que no. Me pregunta “te llamas Alexa?”
y le vuelvo a contestar que no.
De nuevo me pregunta “te llamas Alejandra?”
Finalmente le muestro mi calaverita, la cual dice “Ceci”
La niña observa mi calaverita y brillantemente concluye: te llamas Ceci.
Le afirmo su conclusión y agrego “Alejandro es mi jefe”.
Inmediatamente, consternada la abuela me dice “Ya tienes una hija!? tu, tan chiquita!?”
La niña, en un intento de tranquilizarla y calmar las cosas le repite “no, que así se llama su jefe”
La abuela alterada exclama “que así se llama el papá de tu niña!!??”
Entonces yo, harta de la mujer que no quiere escuchar, repito con voz grave “Mi JEFE Se Llama Alejandro”.

Y sonreí.


Si olvidas las cosas que no son tu responsabilidad, es porque estás enamorada.

Un cliente se acerca con una USB en la mano para pedirme imprimir unos archivos Word.
Después de pagar y tomar sus hojas, se va olvidándose de su USB.
Más tarde el hombre regresa para recuperar la USB que, segun el, YO olvidé darle.
Hombre: se ve que estás muy enamorada!
Yo: El que a las personas se les olviden sus pertenencias no es mi problema. Esta USB no es mia, no tengo por qué preocuparme de que se te haya olvidado.

Y sonreí.


Un día, alguien me dió baje con mi chamarra.

Al dia siguiente, viene una clienta que habia venido el dia anterior y me dió curiosidad preguntarle “señora, de casualidad usted no vió una chamarra que estaba en esa silla?”

La señora me contestó:

.- ¿Yo? se la robaron? y si la vi o no la vi, qué? O sea, mija, en qué nos beneficia a ambas el que yo te de una información como esa? Digo, mija, yo no soy una fisgona, mucho menos una ratera, o sea, ayer no pasé por “aquí” ni nada, jajaja, edá?

.- Yo…

.- O sea, yo no llego y, y, y me asomo asi “a ver las cosas que hay aqui” ni nada, o sea, yo no soy una fisgona, si? jajaja, es que, mija, hay quienes se pueden ofender, digo, dices que si yo la vi…

.- Si, pero yo…

.- “Oiga, uste’ no se llevó mi chamarra?” seria mas directo, o sea, eda? Pero yo no me la robé, jajaja, pero sí o no sería más directo decir “oiga, jejeje, uste’ no se habrá robadoooo mi chamarra?” Me preguntas que si la vi, mija, u-u-uno que tiene tanta cosa en la cabeza, qué se va a andar fijando en las cosas de otros? eda?

.- …

.- Yo no me referia a eso…

.- Pues quien sabe, mija, digo, i-i-igual y tu nada mas quieres saber si yo me la llevé, aunque noooo fue así, eda?

.- Dígame SI o NO. Eso es todo.

.- Bueno y tu para qué quieres saber eso?

.- Así sabré más o menos a qué hora fue que se la llevaron.

.- … aaah oquei… y q-q-qué tu, a poco si te acuerdas a qué hora vine yo?

.- Mas o menos entre siete y cuarto y siete y media de la noche.

.- Ah pos si, eda?

.- Eso. Era. TODO.

Y sonreí

La mujer no se la llevó. Solo se siente muy culpable.

FIN

2 pensamientos en “Historias Cibercafeteras [Parte 1]

  1. Pingback: Año nuevo, post nuevo | Sarcasmo + Frialdad =

¿Qué opinaría Adam West? ¿O tu?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s